¿Qué Es La Planificación Urbana?

La planificación urbana, a veces llamada «planificación urbana», se centra en la calidad de vida en ciudades, suburbios, pueblos y aldeas. Al igual que un médico necesita saber sobre los sistemas del cuerpo para tratar a un paciente, los planificadores de la ciudad necesitan saber sobre los sistemas de las ciudades donde trabajan.

Al planificar una ciudad, los planificadores deben considerar muchos factores, incluida la economía, el medio ambiente y las necesidades culturales y de transporte. Los planificadores urbanos también deben comprender los usos actuales de los edificios, carreteras e instalaciones existentes en su ciudad, así como cómo estos usos pueden afectar a la ciudad en el futuro.

Anticipar los usos futuros del espacio es fundamental. Esto incluye pensar en los problemas que podrían surgir y encontrar soluciones para evitarlos.

Por ejemplo, sería una muy mala idea para un urbanista permitir que se construya un vertedero de desechos tóxicos al lado de un parque. El vertedero podría convertirse en una amenaza para la salud de cualquier residente o niño que quisiera usar el parque. ¿De qué serviría el parque si nadie pudiera jugar allí?

Otro trabajo importante de los planificadores urbanos es crear «zonas» en las ciudades. ¿Alguna vez ha notado que en muchas ciudades las casas se agrupan en ciertas áreas mientras que las empresas se agrupan en otras? Estas diferentes áreas se llaman zonas.

Los urbanistas trabajan con ingenieros, arquitectos y desarrolladores para crear y planificar edificios que sigan las reglas de cada zona. Las zonas son importantes porque determinan cómo se pueden utilizar los diferentes espacios.

Por ejemplo, si vives en una zona residencial, sería contrario a las reglas que una fábrica ruidosa se mude al lado. La fábrica tendría que construirse en una zona industrial.

Además de las zonas de planificación, los urbanistas también visualizan la estética de una ciudad. Esto significa que anticipan la forma en que se verá una ciudad, vecindario o zona a medida que se desarrolle.

Por ejemplo, cuando los planificadores urbanos diseñan un plan estético para una zona comercial, pueden escribir un conjunto de reglas que deben seguirse. Estas reglas pueden dictar qué tipo de materiales de construcción se pueden usar, como ladrillo o estuco.

Un plan estético también puede incluir requisitos para entradas a estacionamientos, árboles y espacios verdes, así como el tipo de letras e iluminación utilizados en la señalización.